¿Es una vivienda vieja tan valiosa como una vivienda nueva?

Esto realmente es una cuestión de gustos. Tanto las viviendas nuevas como las antiguas ofrecen distintas ventajas dependiendo de su estilo de vida y gusto particular.

Las viviendas antiguas normalmente pueden costar menos que las nuevas, sin embargo hay casos en que las viviendas nuevas cuestan menos que las antiguas. La mayoría de las viviendas nuevas no tienen jardines interiores y algunas no incluyen ningún jardín exterior. En una vivienda antigua el jardín está normalmente acabado y puede tener cientos de miles de dólares en jardines los cuales están incluidos en el precio de compra.

Los impuestos en las viviendas antiguas también pueden ser menores. Algunas personas quedan encantadas con la elegancia de las viviendas antiguas pero las evitan porque ellos se preocupan por los potenciales costos de mantenimiento. Tenga en cuenta tener una garantía de vivienda que le de la tranquilidad deseada. Un buen plan de garantía de vivienda lo protege contra reparaciones inesperadas de varios sistemas y aparatos de la vivienda por un año completo o más desde que se mude.

En una vivienda nueva, usted puede elegir su esquema de colores, el piso, el armario de la cocina, los accesorios, su sistema de televisión por cable, los sistemas eléctricos, computadores, teléfonos y altavoces, ente otros. También tienen más opciones para realizar remodelaciones. Las características modernas como salones de entretenimiento, armarios, baños y bañeras extra grandes son más alcanzables en las construcciones en tierra. En una vivienda antigua, usted se atiene a los gustos y caprichos tecnológicos del residente anterior, a menos que usted tenga planeado gastar miles en remodelar y volver a cablear.

Los diseñadores de las viviendas nuevas pueden usar nuevos materiales de construcción tales como ventanas certificadas Energy Star, aislamientos y otras tecnologías que podrán reducir los gastos de energía futuros a los propietarios. Varios estados ahora tienen requerimientos mínimos de ahorro de energía para las construcciones nuevas. Las áreas de cocina y lavandería en las nuevas viviendas están diseñadas para recibir aparatos ahorradores de energía más eficientes. Las viviendas antiguas, a menos que hayan experimentado mejoras energéticas, usualmente tienen mayores costos por metro cuadrado debidos a los sistemas de aire acondicionado y de calentamiento.

Los constructores tienen que seguir reglas muy estrictas en las nuevas viviendas y en las remodelaciones, especialmente en el Oeste y en el Noroeste, en donde los estándares de seguridad contra los terremotos deben tenerse en cuenta. En general, las viviendas nuevas normalmente son más seguras contra el fuego y pueden acoplar mejores sistemas de seguridad y sistemas para las puertas del garaje.

Las viviendas antiguas pueden ser mejor juzgadas por su calidad y eterna belleza. Las nuevas viviendas que ahora poseen enchapes más refinados pueden reveler el uso de materiales de construcción de bajo nivel o de baja durabilidad a través del tiempo.

Como puede ver, existen hay ventajas y desventajas en cada caso pero eso depende de lo que usted esté buscando y se acomode a usted.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *